Hasta el día miércoles de esta semana, en su admirable campaña, Henrique Capriles había visitado 71 pueblos de Venezuela, mientras su contendor sólo lo ha hecho en cinco de ellos. Este dato, por sí solo, constituye una ventaja que no registra ningún sondeo de opinión, menos aún aquellos pagados con el dinero de todos nosotros y que son prolijamente publicitados por el señor José Vicente Rangel y demás plumíferos al servicio  del oficialismo.

Aunque también es bueno saber que Henrique Capriles no está solo en esta contienda, pues son muchas y variadas las ayudas que está recibiendo de múltiples factores que anhelan un cambio.

Entre esos apoyos se encuentra el Grupo Progreso que coordina Miguel Henrique Otero, en el que tuve el inmenso placer de participar, el fin de semana pasado, recorriendo toda la geografía del estado Mérida. En efecto, el grupo que coordina Miguel y que operativamente dirige Enrique Alvarado – un campeón de la tercera edad, cuyo dinamismo y entusiasmo ya quisiera para sí cualquier muchacho veinteañero –  ha venido visitando toda Venezuela y la semana pasada le correspondió al pujante estado andino, hoy abandonado por un gobierno que ha paralizado desde el teleférico hasta la producción de café de Santa Cruz de Mora.

El equipo de trabajadores infatigables que acompañaron a Miguel y a Enrique en este viaje, estuvo integrado por el Alcalde de Mérida Lester Rodríguez, el líder obrero Pablo Castro, el Alcalde de Baruta Gerardo Blyde, los Diputados Carlos Ramos y William Dávila, los eminentes escritores Manuel Felipe Sierra y Tulio Alvarez, Jesús Alberto Barrios Secretario General Nacional de Copei, el editor de 6º. Poder Leocenis García, el jurista Nelson Socorro ex Procurador de la República, los dirigentes políticos Eduardo Semtei, Luis Alfonso Dávila, Eduardo Barrios, Wiston Cabas, Pedro Pablo Alcántara, Fernando Camino Peñalver, Carlos Valero Caracciolo Betancourt y quien redacta este artículo.

Desde la llegada de este gentío a Mérida se comenzó una febril actividad que nos llevó, en primero lugar, a los medios de comunicación y fue después de la rueda de prensa en el Aeropuerto, paralizado por la negligencia gubernamental, cuando fuimos a visitar las emisoras Radio Cumbre, CNB Merideña 953Fm; Radio Los Andes, Radio Universitaria AM y el programa La Caja de Pandora. Miguel Henrique y Gerardo Blyde estuvieron en el programa de televisión con el periodista Luis Carlos Benedetto; además también concurrimos a los principales diarios de la región: Frontera, Pico Bolívar y el Diario de Los Andes. William Dávila y yo fuimos, asimismo, invitados a participar en un Pleno de dirigentes de AD del Municipio Libertador dirigido por Ramon Guevara Secretario General de ese estado y Bernabé Gutiérrez Secretario de Organización Nacional del partido del pueblo.

También se efectuaron Mesas de Trabajo con la comunidad merideña, como una importantísima, sobre el Sector Eléctrico, conducida por los Ingenieros Jorge Rodríguez y Wiston Cabas, integrantes del Comando Nacional Eléctrico con Capriles con la participación de un gentío de la comunidad de la ciudad de los caballeros.

En la noche, de ese primer día de trabajo, tuve el privilegio de presentar a la comunidad cultural merideña nuestro trabajo Socialdemócratas vs Comunistas. Historia de una Controversia venezolana, donde el editor del libro, Miguel Henrique Otero, se refirió a la importancia de este trabajo y a la feliz alianza de la CA Editora El Nacional con una institución universitaria como lo es IPAPEDI de la Universidad de Carabobo, que está haciendo posible dar a conocer el trabajo de los universitarios de ese estado en toda Venezuela. Por cierto, este ejemplo va a ser seguido por la ULA, ya que el Instituto previsional de los andinos se va a sumar a esta iniciativa carabobeña.

Allí, en ese cordialísimo encuentro, tuve el orgullo, como universitario, que entre los presentadores estuvieran el ex Rector de la ULA Lester Rodríguez y el ex Vicerector Académico de esa misma universidad, el Dr. Carlos Guillermo Cárdenas. Luego intervino el Diputado William Dávila Barrios quien, con la brillantez oratoria que lo caracteriza, hizo inmerecido elogio de ese trabajo. Finalizó la reunión con mis palabras de agradecimiento al estado nativo de tres de los más  eminentes socialdemócratas de Venezuela Leonardo Ruíz Pineda, Alberto Carnevali y Rigoberto Henríquez Vera.

El día sábado visitamos once de los Municipios del estado Mérida, llevando el mensaje de Henrique Capriles, para lograr el cometido de multiplicar la voz del candidato por todos los rincones de Venezuela. Este modesto aporte, que hace igualmente muchísima otra gente, por todos los confines de Venezuela, es lo que va a permitir hacer realidad el sueño de país que todos queremos: de progreso, libertad, democracia y participación de todos. Hay un camino y lo estamos recorriendo con mucha fe y optimismo. Pesimistas favor abstenerse.

 

Antonio Ecarri Bolívar

Vice-Presidente de AD