Freddy Valera, representante regional de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y sub-secretario ejecutivo del partido Acción Democrática (AD) en Bolívar, destacó que posterior a los resultados electorales del pasado 14 de abril, en los que el presidente Nicolás Maduro obtuvo una estrecha victoria, Venezuela, ha sido sumergida en un clima de violencia y confrontación promovido a su juicio, por los funcionarios y seguidores del Gobierno Nacional.

Destacó que se trata de una violencia institucional impulsada por el presidente Nicolás Maduro y miembros de su Gobierno, para responsabilizar a la oposición de hechos desestabilizadores. Hizo mención a la primera agresión sufrida por un parlamentario opositor hace aproximadamente una semana, cuando William Dávila recibió un fuerte golpe en el rostro.

Catalogó como un hecho “bochornoso” lo ocurrido el pasado martes dentro del máximo órgano parlamentario del país, en el que más de 7 diputados resultaron heridos en su mayoría pertenecientes a la bancada de la oposición.

Acusó al Gobierno de fomentar este tipo de conductas y acciones, porque desde su perspectiva, “estamos hablando de hombres y mujeres de cortes totalitarios, absolutistas y militaristas”. Hizo un llamado a quienes siguen las ideas del ex candidato presidencial, Henrique Capriles Radonski, para que tomen la bandera de la paz y no añadan más sangre de la que el Gobierno ha querido generar en Venezuela.

Pidió al Presidente que lleve a cabo una revisión de la conducta que hasta ahora ha impulsado, porque los venezolanos están exigiendo un clima de paz y no violencia. Destacó que las acciones de la oposición seguirán amparadas por el manto democrático y pasivo, sin embargo, se mantendrán bajo una constante lucha.

“Quiero rechazar de manera contundente la actitud asumida por el presidente de la AN, Diosdado Cabello, porque mientras algunas diputadas de oposición eran golpeadas y maltratadas, él mantenía una actitud de burla y risa”.

Libertad para Rivero

Valera, afirmó que ante la coyuntura política que vive el país y frente a los hechos de violencia, los sectores democráticos han recibido más apoyo que quienes siguen al Gobierno, simplemente porque la mayoría apuesta por el camino de la paz y el entendimiento.

El dirigente de oposición extendió su apoyo irrestricto al general retirado del Ejército y miembro de Voluntad Popular, Antonio Rivero, quien fue detenido el pasado sábado en la ciudad capital, bajo el argumento de protagonizar hechos desestabilizadores.

Criticó a Nicolás Maduro, porque en ninguno de sus discursos ha hecho mención a la situación de los presos políticos del país. Pidió la libertad de Rivero, porque a su juicio, se trata de una persona honesta, de la cual no se tiene ninguna prueba fehaciente para haber sido encarcelado.

“Evidentemente estamos hablando del primer preso político del régimen de Maduro, sin contar todas las personas que fueron privadas de libertad durante los 14 años de gestión de Hugo Chávez”.

Recorriendo camino de impugnación

El también diputado de la Asamblea Nacional, hizo mención al proceso de impugnación de resultados electorales, que actualmente lleva a cabo el líder de la oposición, Capriles Radonski. Dijo que en cumplimiento de las leyes venezolanas han seguido el camino de manera correcta y están haciendo todo lo que sea necesario, para concretar este procedimiento y demostrarle al país la verdad.

“Nosotros agotaremos todas las vías de la mano de nuestro líder, tocaremos las puertas de organismos nacionales e internacionales, porque creemos en las pruebas que tenemos y en todos los documentos que hemos consignado”.

Dijo que llegó la hora de “tender puentes” para poder lograr un entendimiento entre todas las partes, porque la violencia no representa ningún camino. Lamentó que el presidente de la AN les haya eliminado el derecho de palabra a los diputados de oposición, por el simple hecho de pensar diferente al Gobierno y de no reconocer la legitimidad de Nicolás Maduro.

 

Wilitza Romero Valdivieso

Información publicada en www.nuevaprensa.com.ve