Antonio Ecarri Bolívar, vicepresidente nacional de Acción Democrática, señaló este sábado que Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral, está cambiando los términos del acuerdo, porque el tema es el recuento, la verificación del 46% restante de las actas y de los votos, en vista de que la auditoria del otro 54% ya se hizo.

Ecarri indicó que en esas 12 mil cajas están, como lo dijo el propio candidato Capriles Radonski, las irregularidades más graves de las elecciones del pasado domingo 14 de abril, que van a producir la diferencia, demostrar que los resultados son totalmente distintos a los anunciados por el CNE y eso es lo que se espera.

“Llámelo recuento o como lo llame, lo cierto es que se van a abrir las cajas en ese 46%, se va a producir la verificación y ahí es muy probable que aparezcan las diferencias, sobre todo los problemas de inconsistencia que hay entre actas y papeletas”, manifestó el vicepresidente.

En virtud al llamado que hizo Lucena a la población, de no hacerse falsas expectativas con la auditoria, Ecarri recordó que tanto ella y como las otras tres señoras que forman parte de la directiva del CNE son militantes, activistas y dirigentes del Psuv.

De allí que –siguió-, la alianza democrática también planteó un cambio sobre la marcha, el cual debe darse en los próximos días porque el 28 de este mes se les vence el período a tres de los rectores del organismo comicial, a Sandra Oblitas, su vicepresidenta; al independiente Vicente Díaz, presidente de la Comisión de Participación Política y Financiamiento; así como a la propia Tibisay Lucena.

Ecarri indicó que este Gobierno, si no es obtuso y abre el compás de la discusión, tiene que permitir que se produzca ahora en el CNE una nueva correlación de fuerzas, toda vez que la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) obtuvo más votos que la del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) en estas últimas elecciones.

“Sería una verdadera aberración que el partido mayoritario vaya a tener un solo representante y el partido minoritario vaya a tener 4 representantes. Eso sería una inequidad intolerable”, alertó.

Para finalizar, el dirigente de AD comentó que la posición de la ciudadanía es de expectativa vigilante, pero sin caer en excesos ni en las provocaciones del Gobierno que buscan desviar la atención de la mayoría ciudadana, que está pendiente de la verificación de ese 46% que es donde están las irregularidades más graves del proceso electoral.

Silmari Rivas Rubin

Información publicada en www.notitarde.com