William-Davila-Blanco-y-negro1-448x260

En Venezuela la llegada de Chávez en 1998 al poder significó, entre otros efectos devastadores, la tendencia aniquiladora de los Partidos Políticos a los fines de ejercer un liderazgo negativo ante las masas que sin intermediarios políticos y sociales creyeron confiados en el mensaje del militar golpista contra la democracia.

Es imperioso en Venezuela el hecho de reconstruir los partidos a los fines de democratizar la sociedad, ya no es excusa el creer que la anti política nos llevará a mejores derroteros. Por eso una de las tareas principales en nuestro país es la reconstrucción y fortalecimiento de los partidos políticos.

Uno de los grandes partidos es Acción Democrática (AD) organización fundada por Rómulo Betancourt, social demócrata y con posiciones venezolanista muy claras y que le tocó combatir tanto a la externa izquierda como a la extrema derecha.

En el contexto arriba descrito, en mi Estado Mérida, de donde he sido Senador, Gobernador y ahora diputado a la Asamblea Nacional el sábado pasado se hizo un conversatorio político con

mesas de trabajo con toda la dirigencia de la organización en el Estado,

Se hicieron presentes una nueva dirigencia con promedio de edad entre los 20 y 42 años de edad, que se han fraguado en la lucha de calle desde la base social de sus Municipios rurales, suburbanos y urbanos, la mayoría son Alcaldes, miembros de Consejos Comunales, parlamentarios y concejales.

Es la nueva AD que se está fraguando en todo el país y que se está preparando para los combates que vienen. Lo más hermoso del evento fue la presencia de comités locales que serán los Centros de Resistencia Democrática y popular en sus Aldeas, urbanizaciones, fabricas, Liceos, universidades, pueblos para luchar contra el fascismo gobernante.

En muchos pueblos la sede de AD es el centro físico donde actúan, planifican y se reunen los integrantes de la oposición para desarrollar las luchas, el partido  es un eje fundamental de la unidad y de la lucha popular contra el régimen autocrático de Maduro.

En la calle nuestros jóvenes dirigentes han dado lo mejor de sí incluyendo su integridad física para rescatar la democracia en Venezuela sin aspavientos ni pantallerismos, sino con una mística y lealtad a sus principios, inigualables.

AD en Mérida se renueva y la  militancia tiene espíritu de combate, con nuevos cuadros de base dispuestos a continuar el legado de nuestros fundadores que dieron su vida y su libertad por la democracia luchando contra la dictadura Perezjimenista y  después en la lucha de la subversión castro-comunista de los años 60.

 

Ahora más que nunca se requiere el fortalecimiento de los partidos políticos porque desde su seno, en el caso de AD se organizará la resistencia que de al traste con la neo-dictadura de Maduro que cada día se entrampa en la lógica militarista de elementos como Diosdado Cabello y el Ministro Rodríguez Torres.

 

Siguiendo las instrucciones de la alta dirección nacional del Partido, y siguiendo el espíritu de Alberto Carnevali , líder de la resistencia contra la dictadura de Pérez Jiménez, que ningún militante se quede sin actuar en su Comité Local, AD en cada pueblo funda Comités Locales para que la resistencia contra el régimen tenga más contextura y densidad en la lucha rural y urbana.

 

Combatir Hasta Triunfar!

@williamsdavila