La cámara de diputados del Congreso de Argentina emitió una declaración, en rechazo al constante clima de ataque que ha recibido la democracia venezolana por las últimas actuaciones del régimen de Nicolás Maduro y la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente que ha generado diversas críticas en el plano internacional por la usurpación de poderes que atentaría contra las libertades de Venezuela en el futuro cercano.

En la declaración, firmada por diversas toldas políticas que hacen vida en el parlamento argentino, se exhortó al gobierno venezolano a respetar las instituciones, la libertad de expresión y el pleno goce de los derechos humanos, violentados últimamente por la utilización de la violencia por parte de los organismos de seguridad del Estado que han arrojado más de 60 víctimas fatales en más de 60 días continuos de protestas en la nación sudamericana.

El texto también señala la profunda preocupación que la cámara tiene en torno a la graves crisis humanitaria que afecta a Venezuela, solicitando a Nicolás Maduro habilitar un canal humanitario para la llegada de alimentos y medicinas a la población venezolana, además de instar al gobierno de Caracas a llegar a un acuerdo de cronograma electoral con todas las fuerzas políticas que hacen vida en Venezuela que incluya veedores internacionales.

También el Congreso Argentino a través de su cámara de diputados recordó al régimen de Maduro que “la Carta de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Carta Democrática Interamericana -que fuera adoptada, esta última, por aclamación en la Asamblea General extraordinaria de la OEA celebrada en Lima el 11 de septiembre de 2001- ambas siguen siendo de cumplimiento obligatorio para la República Bolivariana de Venezuela en tanto y en cuanto la denuncia de la Carta de la OEA anunciada por el Poder Ejecutivo de Venezuela recién será operativa en el transcurso del año 2019 en virtud de lo dispuesto en el Artículo 143 de la Carta de la OEA”.

El diputado merideño y miembro de la comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional de Venezuela, Williams Dávila, expresó que esta posición del parlamento argentino “es una declaración que honra a los caídos, víctimas de la represión en las protestas pacíficas de repudio por la violación de la constitución, que compromete la independencia de poderes e instituciones y acaban con la democracia en Venezuela”.

Recordó el parlamentario venezolano que el mundo entero está pendiente de Venezuela y del incorrecto proceder de su gobierno y recordó que las obligaciones del Estado venezolano con la comunidad latinoamericana siguen vigentes, a pesar de la errada decisión de intentar sacar al país de la Organización de Estados Americanos, lo cual ha despertado aún más la presión internacional para establecer la normalidad y sobretodo la democracia en nuestro país.

Dávila indicó que “son muchos los gobiernos y líderes políticos, inclusive de la izquierda progresista latinoamericana, que se han ido desmarcando del régimen sin valores democráticos que encabeza Nicolás Maduro, además inclusive dentro del mismo entorno del chavismo, donde cabezas visibles del gobierno del fallecido Hugo Chávez, han dejado ver su inconformidad y rechazo ante esta convocatoria espuria e ilegal a una constituyente diseñada para entronizarse en el poder”.