El diputado a la Asamblea Nacional y Presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales, Williams Dávila, denunció ante el Cuerpo Diplomático acreditado en Venezuela, la violación de sus prerrogativas parlamentarias por parte del gobierno venezolano.

“En la última década el Ejecutivo Nacional ha venido ejecutando la violación sistematizada, reiterada y sostenida de los Derechos Humanos, en contraposición injusta y categórica de los compromisos internacionales relacionados con la garantía de la democracia y de los Derechos Humanos”, dijo el parlamentario.

En ese sentido, le informó a los diplomáticos que recientemente le fue anulado su pasaporte por parte del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería  (SAIME), vulnerando nuevamente sus prerrogativas como presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales de Parlasur.

 

El parlamentario indicó que “este gravísimo hecho constituye una violación a mi dignidad como ciudadano y a mi inmunidad parlamentaria  y ocurrió en el momento de intentar salir del país con destino a la sede de la Organización de  Estados  Americanos  (OEA), en  Washington,  impidiendo así el cumplimiento de mi misión política ante  diferentes  instituciones  y  organismos  internacionales”, indicó.

Por medio de estas acciones, el Ejecutivo Nacional materializa una política de persecución, atropello y menoscabo del ejercicio de la función parlamentaria de los Diputados y Parlamentarios venezolanos”, aseveró.

El diputado espera que la Comunidad internacional se haga solidaria de los parlamentarios venezolanos.