William-Davila-Blanco-y-negro1-448x260

Una vez más deploro las muertes producto de la violencia política que lleva más de un mes, mi sentido pésame a todos los familiares de las víctimas sean del color que sean.

Por ello resulta una inconsistencia, por decir lo menos, el que Diosdado hable de Paz y diálogo con Maduro secundándolo, siendo que el espacio político por excelencia de un democracia es la Asamblea Nacional.

Cada vez se distancian más los días de sesiones ordinarias que pareciera que se convocan  sólo cuando privan intereses cocinados en el PSUV o en la camarilla militar que gobierna. La aprobación de la Ley Habilitante castra a la AN de su función legislativa y contralora  fundamental y la convierte en un dócil instrumento del gobierno.

Ya en el 2010 se veía venir el destino de la AN con la aprobación del Reglamento Interior y de Debates que viola el derecho de participación y de representación del pueblo a través de sus diputados, al restringir las oportunidades de actuación de los diputados en el seno del parlamento, mediante la disminución del tiempo para el derecho de palabra; obstaculiza el uso de mecanismo de control, al concentrar en la Junta Directiva de la AN la canalización de las interpelaciones  de altos funcionarios del gobierno por las Comisiones; y lo más grave el desconocimiento del propio estatuto jurídico de los Diputados mediante un juicio sumario para el levantamiento de su inmunidad parlamentaria, entre otras violaciones constitucionales.

La aprobación del Reglamento Interior y de Debates la hicieron antes de que el pueblo hiciera su entrada en la AN con los diputados de la MUD que ganamos las elecciones de septiembre del 2010.

Frente a la crisis política que vivimos la AN no ha sesionado, solo dos debates se han dado para tratar el tema de la violencia política y eso fue más un ejercicio de descalificación de la tiranía de la mayoría hasta el punto que no aprobaron un minuto de silencio que solicitamos en nuestro derecho de palabra por los asesinados ocurridas en las manifestaciones antes de carnaval. Esa fue la última sesión que tuvimos.

¿Por qué no sesiona la AN? ¿qué estrategia de fondo existe?

En mi criterio, estamos en la práctica bajo los designios de un gobierno de facto, una camarilla militar -civil-militar nos gobierna, y la directiva de la AN esta inmersa en una política de amenazas permanente contra los ciudadanos que hacen uso del ejercicio del derecho constitucional de la protesta.

Maduro habla de dialogo y los hechos demuestran que su determinación y acción es otra. La AN no cumple su rol de propiciar el debate político, es el parlamento el mejor sitio para la discusión política de donde surjan los acuerdos. El Gobierno busca ayuda internacional, ya que los ensayos de la Conferencia de Paz no le han dado resultados, ya que la misma se ha limitado a buscar tiempo para alargar la crisis económica que el tiempo les acorta dado la ineficiencia de un Estado que sólo se dedico a potenciar los factores productivos del exterior antes que los nuestros.

Si quieren un debate político respeten el pluralismo de la AN que es un derecho constitucional que el pueblo tiene y que lo violenta la Tiranía de la mayoría cada vez que les da la gana.

Respeten la función contralora de la AN y vamos a interpelar a los Ministros, dentro de los cuales, el del Interior que se dio la tarea de emular a Pedro Estrada.

El gobierno inventa espacios de dialogo, eso no es sincero el verdadero y constitucional espacio del debate político es la AN y esta no funciona. ¿Qué efectividad puede tener ahora una Alta Comisión de paz con EEUU, UNASUR, si los que controlan a su antojo la AN ni siquiera la convocan para debatir un tema como la violencia política que nadie puede negar estamos viviendo en el país?

A buen entendedor pocas palabras.

Williams Dávila
@williamsdavila