“El populismo siempre ataca a la OEA porque la OEA está integrada por estados soberanos, pero los estados que forman parte del ALBA actúan como países vasallos de Cuba”, destacó el diputado a la Asamblea Nacional por el estado Mérida y miembro de la Comisión de Política Exterior del Parlamento, Williams Dávila, quién además recalcó que “la Canciller de Venezuela va a la OEA a despotricar de todo el mundo, teniendo como presidente de la Comisión Permanente al Embajador de Bolivia.

Dávila subrayó que existe un evidente injerencismo castrista en la región, institucionalizado en el ALBA y aseveró que “Vamos a ver si existiera un país disidente de Ortega, Maduro y Castro dentro del ALBA, pudiera dirigir el consejo; esa es la gran diferencia, aquí no hablamos de intervención de la OEA, la intervención es cuando se impone una forma de gobierno, la OEA no es un ejército ni es la OTAN”.

El parlamentario también manifestó su preocupación sobre los graves hechos ocurridos en las protestas en Caracas el pasado lunes 10 de abril, donde fue atacada por helicópteros que lanzaban gases lacrimógenos a los manifestantes, por lo cual consideró que “están con esas acciones colocando a la Oposición de Venezuela como beligerante, por lo cual luego de las acciones de las cuales fue víctima el lunes en las protestas, estarían bajo la protección del Derecho Internacional Público, más aún después del ataque con armas prohibidas contra manifestaciones pacíficas, por ende,  hago mío el exhorto que hace el Alto Comisionado de las Naciones Unidas, para que permita el régimen de Maduro las manifestaciones pacíficas porque ese es un derecho humano, consagrado además en nuestra constitución.

El Diputado merideño también comentó que durante su visita a los EEUU, atendiendo invitación del grupo de amistad EEUU-Venezuela, denunció la presencia de presos políticos estadounidenses en Venezuela.

“No solamente tenemos presos políticos venezolanos, sino también a un misionero estadounidense que fue detenido en el país, acusado de terrorismo y espionaje,  quien estaba de luna de miel con su esposa y testigos aseguran que la inteligencia venezolana plantó pruebas para detenerlo, se trata de Joshua Holt, quien viajó de Utah, EEUU, el 11 de junio del año pasado para casarse con su mujer, venezolana con dos hijas, con la cual se iría de retorno a los Estados Unidos, pero fue detenido, acusado falsamente y esto demuestra que no solo en Venezuela tenemos presos políticos criollos, sino también extranjeros”, finalizó el diputado.