El diputado a la Asamblea Nacional, Williams Dávila (Mérida-Unidad), rechazó que el Vicepresidente y los ministros del gabinete ejecutivo presenten sus informes de gestiones ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) cuando la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) establece que debe ser ante el Parlamento venezolano.

Dávila indicó que “estamos en presencia de un régimen que ya destruyó la Constitución, estamos viviendo en una sociedad que carece de CRBV, donde el orden político y jurídico que existe es el plan de la patria, el PSUV y el militarismo corrompido, y para preservar sus privilegios destruyó la República. Entonces ahora quieren presionar desde el poder, un salvoconducto para que puedan usufructuar las riquezas producto de la corrupción que otros países no le permitirían”.

Asimismo, el parlamentario por Acción Democrática, ratificó que “es momento de impulsar la Unidad Nacional, ir en delegaciones parlamentarias diplomáticas a otras naciones para que se aplique la Carta Democrática Interamericana y se desarrolle los procedimientos que ahí establece. Entonces es necesario que con ese mecanismo internacional se puede presionar para que este régimen libere el derecho a votar de los venezolanos, porque nos robaron el Revocatorio, tienen secuestradas las elecciones regionales y es por eso hemos alertado que en el fondo, el gobierno lo que no quiere es que se hagan más elecciones”.

Finalmente, el diputado Williams Dávila ratificó que denunciarán ante el mundo la carencia de Constitución en Venezuela “ya no se trata de la ruptura del orden constitucional, es que el gobierno ha sustituido la Constitución por el plan de la patria, que no refleja el sentimiento de la mayoría de los venezolanos”.