Zambrano-Edgar(Nota de Prensa, 23 de junio de 2014).- El Jefe de la Fracción Parlamentaria de Acción Democrática en la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, sostiene que la situación económica del país nos mantiene en una situación sumamente delicada en vista de la coexistencia de la extrema tensión política.

En la solicitud de audiencia número 53 consignada este lunes en el Palacio de Miraflores a los fines de materializar el diálogo, el parlamentario por el estado Lara expuso su diagnóstico de los problemas del país en cuanto a la escasez, desabastecimiento, desempleo y empobrecimiento de la población como un llamado especial de atención al gobierno por lo inminente que resultaría un desenlace no deseado ante lo cual se impone la participación de todos los sectores de la nación, dentro de la Constitución.

“Así como la economía trabaja elaborando con sus deficiencias períodos especiales confeccionados a capricho de quien se cree dueño de todas las verdades en la materia, la política evoluciona los suyos, convirtiéndose en pócima fatal la combustión de los dos”, advierte en esta misiva el también Vicepresidente de Acción Democrática, para quien es urgente la toma de decisiones que verdaderamente permitan asentar el clima económico.

“Tiempos con tempestad obligan movimientos de timón, ahora pertinentes sin la perorata del lenguaje endosado a la mano contraria, a la del reformismo para sobrevivir, sin la grandilocuencia de los virajes teóricos que terminan en fulminantes cortocircuitos al no conectarse con el tejido social del que se divorciaron al nacer”, expone en el documento.

Sugiere dejar atrás las prácticas que fueron derrotadas en el pasado con la demolición del muro de Berlín, trabajando en una “economía terrenal, para el mercado o de mercado para lo cual son necesarios, total y absolutamente, los dos brazos del país. En pocas palabras, las Venezuelas expresadas electoralmente”.

Resalta Zambrano en esta solicitud el desvanecimiento de la movilidad social en Venezuela, así como los índices de empobrecimiento de la clase media. “Desabastecimiento e inflación inducen el terremoto sobre los sectores populares propiciando la alteración social  con el trinar del reclamo civil que ante el dantesco clima se torna alarmante y de urgente atención”, explica.

Apela en el documento a declaraciones y recomendaciones que han surgido desde el propio entorno gubernamental, como campanadas que debería escuchar el Presidente, para reforzar las señales que desde diversos sectores del país se han lanzado acerca de la economía.

“Algo está pasando y no solo en la mitad del país, sino, Nicolás, como suele suceder históricamente, dentro de la granja. Vivimos un drama nacional: es la economía, viejo. Esta secuencia de éxitos y fracasos que muchas veces se fraguan en las faldas al calor de la taberna o en los paraísos fiscales, allí los fracasos; el éxito lo determina el bienestar del pueblo y eso, Nicolás, no está ojos vista”, concluye la misiva.