La vida del Comisario Iván Simonovis depende de respuestas de las instituciones del estado ante el otorgamiento de medidas que permitirían el pleno acceso a su tratamiento médico, previstas en el marco legal vigente con el cual ha cumplido en todos sus extremos, señaló el Jefe de la Fracción Parlamentaria de Acción Democrática en la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano.

El parlamentario considera que al emitir las medidas que corresponden legalmente al comisario Simonovis desde hace más de un año, el gobierno y los operadores de justicia resolverían el agudo problema en que se ha convertido mantenerlo en prisión, “violando sus derechos humanos, haciendo del supuesto humanismo revolucionario un acto cruel e inhumano que definitivamente atenta contra la vida de Iván Simonovis. No queremos que la ruta de Simonovis sea del Sebin a Ramo Verde y de Ramo Verde a la sepultura”.

Mostró su beneplácito por el pronunciamiento público en torno al futuro de Simonovis, quien lleva ya nueve años en prisión, por parte del periodista José Vicente Rangel. “Nos unimos al petitorio formulado por Rangel en su programa televisivo dominical, quien en reiteradas oportunidades ha solicitado al Ejecutivo Nacional su intervención en el caso del comisario, petición que igualmente realiza un grupo de diputados de la Asamblea Nacional, celebrando la sumatoria y el esfuerzo expresado por José Vicente Rangel”, dijo al hacer votos porque este pronunciamiento tenga eco en el seno del palacio presidencial y en consecuencia en los próximos días se produzcan buenas noticias sobre el destino de Simonovis.

Mencionó lo inverosímil que resulta el silencio sepulcral del gobierno luego de varios diagnósticos sobre la salud del comisario, suficientemente certificados por médicos forenses en distintas instancias como el CICPC, Sebin y Hospital Militar, “como si esperase un desenlace fatal para resolver la papeleta por la vía de la providencia y no bajo el imperio de la ley, aplicando el estricto derecho en activación de las garantías constitucionales que protegen al comisario como a todo ciudadano”.

Lamentó la incomprensible actitud del juez natural al pretender un informe médico emanado de una junta médica militar, cuando corresponde al comisario Simonovis la jurisdicción civil y reposan en el despacho de la juez de la causa Ada Marina De Armas los elementos de convicción necesarios para el otorgamiento de la medida humanitaria solicitada o a tenor de la norma penal venezolana, la medida alternativa de destacamento de trabajo, medio nacido desde el mes de abril de 2012.

Prensa AD