El Jefe de la Fracción Parlamentaria de Acción Democrática en la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, le tomó la palabra a Nicolás Maduro quien desde la Asamblea Nacional invitó al diálogo el pasado viernes, y reiteró su disposición a participar en el mismo.

“Estamos convencidos de que es a partir del diálogo democrático que podemos construir un futuro pacífico para el país, de avanzar hacia el reconocimiento del otro, de establecer las bases para la política con mayúsculas, con seriedad y compromiso por la patria, y poder avanzar en una relación de ´ganar ganar´ para todos los venezolanos”, aseguró, a la vez de recordar que desde octubre del año pasado ha sido un verdadero militante del diálogo que en aquella oportunidad promovió el Presidente Hugo Chávez, y que lamentablemente quedó congelado por la recaída en su estado de salud y su posterior desaparición física.

Recordó que luego de los comicios del 7 de octubre de 2012, Chávez llamó al diálogo nacional, invitación que fue atendida a través de la solicitud de audiencias formales para que se abordara el tema de los prisioneros, exiliados y sometimiento a juicio de diputados principales y suplentes del parlamento nacional. En esa ocasión, el entonces Vicepresidente y Canciller en funciones, Nicolás Maduro, con la Procuradora General para la fecha, Cilia Flores, fueron comisionados por Chávez Frías para establecer esa comunicación, que tuvo su consolidación en la reunión de trabajo del 12 de noviembre del año pasado y posteriores conversaciones con representantes del Estado, incluso la audiencia con la Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia.

“El diálogo fue la voluntad del entonces Presidente Hugo Chávez, y Nicolás Maduro es testigo de excepción del interés del primer mandatario, por lo cual reiteramos nuestra plena disposición a este mecanismo”, y recordó que bajo esta premisa estableció comunicación con diversos sectores de la vida pública nacional e internacional, de modo de conseguir un clima de opinión favorable para las esperadas decisiones, principalmente en el caso de los enfermos y exiliados que están gravemente enfermos o en condiciones económicas precarias, y que esperan recibir tratamiento para atender su salud y reencontrarse con sus familiares.

 “Hemos dicho que los resultados de las elecciones presidenciales del pasado domingo 14 de abril nos obligan a los actores políticos a entender lo que el país está diciéndonos, que es la realidad de una Venezuela a dos manos en la cual impera el entendimiento y por eso nos sentimos obligados a asistir sin complejos a este diálogo que ha planteado Maduro en la AN”, subrayó el diputado por el estado Lara, quien insistió en que nuestra institucionalidad nos obliga al reconocimiento de la diversidad y la pluralidad.

Insistió el también Vicepresidente de AD en que los radicalismos, sin importar de dónde provengan, no rinden los frutos deseados para el país, porque no sólo conducen a errores sociales y políticos, sino que además influyen de forma negativa en la economía, espantando las inversiones, atentando en contra del bienestar de los ciudadanos, sin mirar su ideología. “Asumimos que en el marco de la Constitución y las leyes todos tenemos deberes y derechos, y es allí en donde debemos concentrarnos para cimentar las coincidencias y el intercambio inteligente que nos exige la nación”, dijo. “Estaríamos estableciendo la confianza para impulsar a los factores productivos nacionales, a la vez de fortalecer la seguridad jurídica”, agregó.

“Coincidimos en la necesidad del abrazo entre los venezolanos, así como en la búsqueda de ponerle fin al odio, a la intolerancia y a la división”, apuntó el jefe de la bancada del partido blanco en el parlamento. Subrayó que la protesta ciudadana, cívica y pacífica, está prevista en el marco legal vigente, así como lo está la prohibición de discriminación basada en religión, ideología, creencia o raza.

“El diálogo desactiva toda iniciativa que alimente la violencia. Con diálogo nos entendemos o nos entendemos, es una obligación en la cual priva la paz social y los altos intereses del Estado”, comentó, al insistir en que esta estrategia será exitosa en la medida en que sea abordada con honestidad. “La multiplicidad de temas llama al país sin ningún tipo de restricciones y un excelente inicio sería el tratamiento hacia los exiliados y prisioneros, así como el fin de la persecución judicial a diputados principales y suplentes de la Asamblea Nacional”, dijo.

De esta forma Edgar Zambrano insistió en su disposición al diálogo, expresando que desde el parlamento se puede abrir una importante puerta para el camino hacia el sosiego que el país necesita.

Prensa AD