Edgar Zambrano(Nota de Prensa, 24 de marzo de 2014).- El jefe de la Fracción Parlamentaria de Acción Democrática en la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, hizo especial énfasis en la situación del Comisario Iván Simonovis, quien lleva 9 años y 122 días preso, así como el castigo que con esto se le ha ocasionado a su familia, en la solicitud de audiencia número 40 formulada a Nicolás Maduro consignada este lunes en el Palacio de Miraflores.

La misiva en la cual se reitera la petición de abordar el tema de los prisioneros, exiliados, persecución judicial a diputados y recientes acontecimientos del país atendiendo a la convocatoria a diálogo, se le recuerda al Presidente de la República una carta enviada a Maduro por la hija de Comisario, Ivana, en noviembre de 2012, y a la cual no se le dio respuesta hasta la fecha.

 

“El poder omnímodo del injusto no debe ser la bitácora que oriente el desiderátum de los venezolanos, este obvia lo humano instrumentando la venganza que no es el mejor activo para construir la paz y diálogo”, señala Zambrano al aludir directamente el delicado estado de salud del Comisario Simonovis, quien está “en el callejón de la muerte, especie de luto programado”.

 

“Los aplausos del circo malo o bueno vuelven loco a cualquiera, aléjate de ellos Nicolás, asómate al control de calidad política estableciendo su convivencia como principio de acción  dentro del deber ser en pleno acatamiento a la pluralidad y diversidad”, recomienda el también Vicepresidente de AD, como vía para eliminar riesgos en el país imprimir racionalidad y recuperar “la forma y modo de hacer política”.

 

Considera el parlamentario por el estado Lara que al no escuchar el dolido reclamo de una hija, de una madre, de una familia, se castiga el derecho a la vida, porque por principio “Si olvidamos al débil, olvidamos al que sufre”. Igualmente recordó Zambrano la posición y acción del expresidente Rafael Caldera cuando activó el mecanismo constitucional que los trajo a la política y permitió el protagonismo.

 

De esta forma, el jefe de la bancada del partido blanco en el parlamento cita la misiva del 21 de noviembre de 2012:

 

 

 

Soy yo Nicolás, Ivana Simonovis

“Desde que tengo 7 años llevo viendo a mi papá de una manera un poco diferente a la de los demás niños, lo veo una vez por semana de 11am a 5pm. Nunca se nos ha ocultado ni a mi hermano ni a mí que mi papá es un héroe, un héroe llamado “preso político”. Ahora tengo casi 16 años, eso significa que más de la mitad de mi vida lo he visto en esas condiciones.

 

En estos 8 años no solo me ha tocado estar injustamente separada de mi papá, sino también de mi mamá, quien tuvo que asistir durante 3 largos años a un inservible e injusto juicio en la ciudad de Maracay en representación de mi papá, por lo que mi hermano y yo que aún éramos muy pequeños y nos quedábamos al cuidado de mi abuela o tías durante 2 o 3 días a la semana.

 

Pero en esta situación mi papá no es el único preso, todos en mi familia lo estamos con él, todos nuestros planes deben estar organizados de manera que no se pierda el día que tenemos para verlo, ya que él depende de nosotros,  le llevamos su comida, ropa, medicinas y lo más importante, cariño y apoyo.

 

Este sería ya el noveno Diciembre separados de él, pero es imposible contar la cantidad de celebraciones y eventos únicos e irrepetibles en los que hemos estado sin su presencia física, aunque, como excelente papá y esposo que es, siempre ha estado moralmente con nosotros en lo que le ha sido posible.

 

Como si no fuese suficiente todo esto, en ocasiones nos han prohibido la visita, ese único día que tenemos para abrazarlo y tratar de pasar un buen rato con él por esas 6 horas. En una oportunidad,  la más impactante para mí personalmente, fue siendo yo aún una niña, ese día estuvimos 3 horas parados bajo el sol haciendo cola, cuando finalmente y después de haber subido el Helicoide a pie, nuestra visita duró solo 30 minutos, a lo que yo, que por mi edad no me percataba bien de donde estaba ni de las consecuencias de mis acciones, grité en todos los pasillos “injusticia”, a lo que cuando ya estaba yéndome, una policía se acercó y me dijo con rencor y rabia: “No vas a volver a ver a tu papá”, y así hubiera sido, pero mi mamá como su abogada y esposa hizo unas diligencias en el Tribunal y no pasó de una semana la prohibición.

 

Pero lo que aún, siendo ya un poco mayor, no entiendo es ¿Por qué tanto odio y rencor hacia nosotros? Puede que no sepa ni me interese para nada la política, pero tengo vecinos, amigos y conocidos con ideologías políticas muy diferentes a las mías, y no por eso dejo de tratarlos como seres humanos, los trato con respeto al igual que ellos a mí, y a algunos les tengo mucho cariño. Entonces, ¿Por qué si una niña de 15 años como yo puede obviar las diferencias políticas, no podría hacerlo el resto de los venezolanos? He escuchado de mi mamá varias veces algo muy cierto: “Tenemos más cosas que nos unen, que cosas que nos separan.” La intolerancia no nos va a llevar a nada bueno.

 

Hoy, al igual que mi papá lo hace siempre, les hago un llamado a través de una carta. Les digo que sí se puede vivir con gente que piense distinto a ti, sí se puede lograr la convivencia entre dos personas de bandos políticos opuestos, y lo digo porque lo vivo diariamente.

 

Entonces, tú, como venezolano haz hoy la diferencia, deja todos esos rencores a un lado y concéntrate en crear un mejor futuro para este país, donde falta mucho por hacer. Con la intolerancia no construyes nada y destruyes mucho.

 

Yo, Ivana Simonovis quiero que este 2012 haya un mejor Diciembre en Venezuela, y por eso les quiero decir específicamente a los políticos tanto del gobierno como de la oposición, por favor pónganse de acuerdo de una vez, dejen los conflictos a un lado y sobretodo les pido de todo corazón, que esta Navidad, y las que le siguen, sean navidades sin presos políticos”.

 

El diputado Zambrano insiste en que el Comisario Simonovis debe estar a la brevedad al lado de su familia para recibir el tratamiento médico indicado pos sus múltiples patologías. “Es el acto de buena voluntad que espera Venezuela, extensivo a los funcionarios de la Policía Metropolitana, hermanos Guevara, Leopoldo López, Enzo Scarano, Daniel Ceballos, los exiliados y todos aquellos que bajo el imperio de la ley tienen derecho a beneficios procesales, medidas humanitarias, y al gesto político como norma fundamental de hacer política”, plantea.

 

En referencia a los actuales acontecimientos, Edgar Zambrano, habló de las muertes de jóvenes,  efectivos del orden público, ciudadanos de aquí y de allá, todos “hijos de la patria”.

 

“Estrofa cantada con el alma llegando al infinito, no más jóvenes en ataúd, no más muchachos encarcelados, no a la brutal tortura, los estudiantes a las aulas. Nadie tiene derecho a poner  en  jaque la paz de los venezolanos, no mas represión, tomemos la política buena, dejemos lo malo al arbitrario, que no muera  más presente y futuro de la nación joven”, concluye la misiva.