El Jefe de la Fracción Parlamentaria de Acción Democrática, el diputado Edgar Zambrano solicitó este martes la libertad para los campesinos que se encuentran presos en la sede de la Policía de Barinas, a raíz de los eventos del 16 de abril.

Zambrano destaca que “los campesinos detenidos en la sede de la Policía de Barinas deben ser liberados ante la falta de elementos de convicción para tenerlos en reclusión, violando sus derechos políticos y garantías constitucionales, cuando ejercían una protesta cívica, pacífica, democrática y constitucional”.

Advirtió el parlamentario que en las últimas semanas se ha venido deteriorando la salud de José Manuel Roa Vera, uno de los campesinos detenidos, por lo que estaría poniéndose en peligro su vida.

“El pasado 11 de junio acudimos al Palacio de Miraflores a solicitar ante Nicolás Maduro la libertad de los campesinos presos en Barinas, solicitud que reiteramos ante el agravamiento de la salud de Roa, así como las penurias de sus familiares, gente del campo venezolano que ha abandonado sus faenas para atender a sus seres queridos presos de manera injusta”, recordó Zambrano.

El también Vicepresidente de Acción Democrática indicó que en esa oportunidad se entregó una carta en correspondencia de la Presidencia de la República donde se destaca la necesidad de incluir en la ya conocida lista de prisioneros y exiliados a los ciudadanos Amable Molina Guerrero, Leonardo Guerrero García, Pedro Javier Hernández, Rafael Pérez Molina, Elionner Peña Pineda,  Franklin Pereira Hernández, Winner Cauret Hernández, José Juan Zambrano, Jesús Manuel Roa y Wilson Molina, quienes fueron detenidos el 16 de abril de 2013 cuando se dirigían a la ciudad de Barinas a entregar un documento en la sede regional del Consejo Nacional Electoral en compañía de otros ciudadanos.

El Parlamentario por el estado Lara destacó que se está violentando el principio de inocencia que es norma del sistema acusatorio venezolano en materia penal, y como no hay fundamentos para someterlos a prisión “es necesario que sean puestos en libertad plena estos compatriotas quienes salieron sin decisión de una primera audiencia celebrada el pasado 18 de abril, en vista de que sólo se solicitaron más pruebas que sustentaran la imputación que se les hizo por intimidación pública con explosivos, asociación para delinquir e intimidación pública, ya que al momento de su detención llevaban juegos pirotécnicos o fuegos artificiales, elementos de común uso en las labores que diariamente desarrollan en las faenas del campo, no existiendo ningún tipo de manifestación como elemento de convicción que indique la disposición para ocasionar daños a terceros, como de manera inapropiada pretenden hacerlo ver”.

Prensa AD