Edgar Zambrano, Jefe de la Fracción Parlamentaria de Acción Democrática, presentará en el Vaticano ante Su Santidad Francisco, el tema de los prisioneros, exiliados venezolanos.

Está previsto que al final de la audiencia general del día miércoles 19 de junio, Su Santidad escuche al diputado Zambrano en la Plaza San Pedro. “Nuestra intención es solicitarle al Santo Padre su mediación ante el gobierno venezolano para procurar se produzca en nuestro país un paso vital en la construcción del diálogo democrático hacia la consolidación de la paz social”, refirió.

La reunión con el Obispo de Roma será precedida por un encuentro con el Secretario de Relaciones con los Estados del Vaticano, Monseñor Dominique Mamberti a celebrarse el martes 18 de junio a las diez y media de la mañana, en el cual se espera consignar la documentación que sustenta cada uno de los casos de prisioneros, exiliados y diputados sometidos a persecución judicial

El parlamentario por el estado Lara confía en que el Papa pueda sensibilizar, como ha sucedido en el pasado en la historia mundial, a quienes tienen en sus manos la posibilidad de decidir a favor de la disminución de las tensiones, estabilidad democrática y beneficio de todo un país. “Así como el Beato Juan Pablo II favoreció el camino hacia el fin de la denominada guerra fría, consideramos que la figura de Su Santidad puede hacer aportes importantes en el camino hacia diálogo nacional que convocó el entonces Presidente de la República, Hugo Chávez, luego de las elecciones del 7 de octubre de 2012 y al cual estamos dispuestos a asistir sin complejos. Diálogo ratificado en el acto de juramentación de Nicolás Maduro, ante la Asamblea Nacional, el 19 de abril de este año”, dijo.

Apelando a palabras del evangelio, según las cuales frente a las dificultades se hace necesario mirarlas bien y hablar de ellas, el Jefe de la Fracción Parlamentaria de AD en la Asamblea Nacional destacó que justamente el camino del diálogo es garantía de entendimiento en las sociedades democráticas, desarrolladas, inteligentes, propositivas, donde partiendo del reconocimiento del adversario político, se aceptan las diferencias y se ejercen plenamente los derechos políticos y garantías constitucionales, entre ellos el especialísimo capítulo de los derechos humanos.

Zambrano resaltó la importancia de procurar el mejor clima posible para facilitar la toma de decisiones en los organismos competentes que puedan poner fin a años de prisión de venezolanos, a quienes se les ha negado beneficios procesales que le corresponden en observación del sistema penal del país. Otros, casos de enfermos en situación muy delicada, con padecimientos terminales, viviendo los últimos días de sus vidas, quienes requieren reunirse con sus familias para recibir las atenciones necesarias dada su condición de salud. “Es parte de la doctrina de la Iglesia Católica la solidaridad, y por eso rescatamos palabras del Sumo Pontífice del pasado 11 de mayo en la Misa diaria, cuando expresó la necesidad de ir al encuentro de los hermanos necesitados, de los enfermos, los explotados, porque es allí donde reconocemos las llagas de Jesús aún presentes en la Tierra”, dijo el parlamentario quien tiene altas expectativas para este encuentro.

Destacó la importancia capital de la Iglesia Católica como fuente y aporte de soluciones en diversas situaciones de carácter político ideológico a nivel mundial, a la vez que señaló que la religión católica la es la profesada mayormente por el pueblo venezolano, “siendo este un gran rebaño de devoción Mariana, ejemplarizada en la conmemoración de diversas fiestas religiosas en el país, que fortalecen el credo, la espiritualidad y recogimiento de nuestro pueblo en la fe de Cristo”.

Enumeró el parlamentario varias de estas expresiones de fe como la Procesión a la Virgen de La Divina Pastora que se Celebra el 14 de Enero de cada año en la ciudad de Barquisimeto, Estado Lara, en la que se congregan más de 4 millones de fieles durante los 7.5 kilómetros de recorrido y es considerada la tercera concentración Mariana más gran del mundo, la devoción a la Virgen del Valle patrona de los pescadores y que se celebra en los estados orientales del país  el 8 de septiembre, la devoción a la Virgen de Chiquinquirá en la cual músicos del país le ofrecen una serenata a la patrona de los Zulianos cada 18 de Noviembre en la explanada de la basílica de San Juan de Dios, así como la devoción a la Patrona de todos los Venezolanos, Virgen de Coromoto, que se le presentó al Cacique del mismo nombre y desde aquel día 11 de septiembre lo convirtió en fiel creyente; el Nazareno de San Pablo, una talla que tiene casi 400 años, y cada Miércoles Santo recorre la Ciudad de Caracas y es venerado en la Basílica de Santa Teresa, el Nazareno de Achaguas en el estado Apure de los llanos venezolanos, que congrega a fieles tanto Venezolanos como Colombianos, y que fuera prometida al Señor por el Prócer la independencia Venezolana José Antonio Páez si lograba la victoria en las batallas de independencia nacional, la fiesta de San Benito de Palermo  que se realiza en el occidente del país, donde alcance su máximo esplendor por la multitudinaria participación de la población y la esmerada elaboración del ritual. Tiene su momento culminante los días 27 y 28 de diciembre y finaliza el 6 de enero. “Y no podemos dejar de mencionar a los Diablos Danzantes de  Yare, celebración llevada a cabo por las “Sociedades del Santísimo” el día de Corpus Christi, donde se rinde culto al Santísimo Sacramento y se celebra el triunfo del bien sobre el mal, y que fueron Declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidad para la Educación, Ciencia y la Cultura (UNESCO), el 6 de diciembre del Pasado Año”

Zambrano finalizó anunciando que igualmente reiterará en el Vaticano lo que es un clamor del pueblo venezolano creyente, la pronta Canonización del Doctor José Gregorio Hernández, Siervo de los Pobres.

Prensa AD