(Nota de Prensa, 18 de junio de 2014).- Edgar Zambrano, jefe de la Fracción Parlamentaria de Acción Democrática en la Asamblea Nacional, aseguró este miércoles que la Unidad es un estado de necesidad frente a la crisis política que viven los venezolanos.

“Esta debe constituirse como conducta seria y responsable, abandonando el dibujo libre, las posiciones adelantadas que hoy nos presentan un saldo negativo para los activos de la sociedad democrática. La política estructurada dirigida hacia un objetivo común y colectivo es el deber ser, no exponiéndola en un juego de vanidades”, señaló el parlamentario por el estado Lara al realizar una evaluación crítica de las acciones de los factores democráticos del país.

Explicó que a partir de la cohesión se pueden rehacer estrategias que permitan una concreción en las metas comunes, a través del ejercicio de la lucha social. “La política traviesa en tiempos tormentosos, suele irremediablemente terminar  en fracasos ante la falta de conexión con la realidad y la fuerza argumental que otorgue motivaciones a los ciudadanos a comprar la oferta política con suficiente componente racional”, sostuvo el también Vicepresidente del partido blanco.

“Tirar al piso la esperanza de un pueblo ávido de resultados eficientes no es cualquier cosa para despacharlo sin retirar la basurita del ojo”, sostuvo Zambrano quien nuevamente apela a la necesidad del diálogo a la luz de los difíciles momentos por los que atraviesa la nación. “Diálogo que nos permita avanzar pisando con coherencia sin la carta bajo la manga, sin la sorpresa de aquellos que lo saben todo sobre le perplejo aturdido que debe acudir a los resultados sin velas en ese entierro”.

Habla el diputado de la necesaria sindéresis y sabiduría para la toma de decisiones, más allá de intereses particulares o grupales. “Conversar sin tapujos es una orden del pueblo ávido de soluciones dentro del marco democrático, en este contexto la mayoría ejecuta políticas y decisiones dirigidos por la mayoría como suele ocurrir en todo cuerpo colegiado después del debate”, comentó.

De esta forma el Jefe de la bancada de AD en el parlamento asume y reconoce errores que se han cometido dentro de la Mesa de Unidad Democrática, reiterando que se producen justamente a raíz de una de sus principales fortalezas, que es la pluralidad y diversidad e sus componentes, aunque reclama “el acto de contrición de quienes se sometieron a una dieta compulsiva del sano deber y respeto sus componentes, la mayoría”.

 EdgarZambrano1[1]